Viva el totalitarismo. Atrio.org XCIII

Publicado en por Miguel González

Gabriel Sánchez, desde Atrio.org hace de telonero de Silvio Rodríguez, publicista de la dictadura de los hermanos Castro y grita en su comentario: ABAJO EL BLOQUEO, ABAJO EL CAPITALISMO NEOLIBERAL…Y ARRIBA LOS PUEBLOS LIBRES DEL MUNDO, en el más puro estilo totalitario. Y entre los pueblos libres incluye a Cuba. Mientras tanto, Oscar Varela, sigue, todavía.


libertad para cuba


El saltimbanquismo progre es de opereta y mueve a risa si no fuera porque defiende causas que provocan mucho sufrimiento entre los encarcelados, expatriados y asesinados políticos. Sabemos que para los progres sólo son víctimas quienes padecen persecución por parte de dictaduras de derechas;  lo que haga la izquierda siempre tiene una justificación. Es la mendacidad y miseria moral a la que nos tienen acostumbrados. Por eso soy inflexible con toda esta panda que se dicen cristianos pero que se dejó seducir por el marxismo. Parafraseando la sana  publicidad a favor de los peces pequeñines: cuentacuentos, no, gracias.

 

Gabriel Sánchez, Oscar Varela y demás sujetos están a otra cosa pero pretenden convencer a quienes tenemos dos dedos de frente de que practican el verdadero evangelio de Jesús. Nada de nada. No creo en brujas  y mucho menos en teólogos de la liberación.

 

Se acabó el sarao del Congresito de teólogos (y teólogas) díscolos (y díscolas) y han recopilado un buen número de titulares mediáticos para una temporada. Vuelven las aguas a su cauce, es decir: son cuatro gatos, están en vías de extinción justo como el marxismo del que bebieron putrefactas aguas.

 

No es posible otra Iglesia con esta ponzoña de los saltimbanquis cuentacuentos.

 

Miguel González

 

Sigue

Etiquetado en Aportaciones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
M


Por el hilo de su propio discurso se va al ovillo de su totalitarismo. No hay más que escucharlos para verlos desbarrar. Guías ciegos.



Responder
M


Y a partir de estos dos "ejemplares" atridas, el resto se va retratando con cánticos a favor de la dictadura castrista. ¿Quién dudaba que están por la labor del totalitarismo? El más indecente
entre los indecentes se está cabreando con la única voz que disiente de la mayoría. Son tics y contraseñas para proceder al linchamiento. 



Responder