Unos vienen y otros ladran. Atrio.org CXV

Publicado en por Miguel González

 

Mientras los anglicanos se pasan de cien en cien a la Iglesia católica, los saltimbanquis progres incapaces de curarse la gripe del totalitarismo, siguen erre que erre con sus eructos, sus insultos y sus aberraciones. Unos vienen y otros incordian que es lo único que les queda: odio y complejos varios.

 

 

 RostroJesusNasa.jpg

 

Pretenden darnos lecciones de cristianismo ellos que están más allá de la línea roja. ¡Qué bien les queda el traje de ancianos adolescentes! Están en la edad del pavo, siendo como son octogenarios la mayoría de ellos. Huérfanos del sistema totalitario que les inoculó el “bicho” se dedican a defender a dictadorzuelos bananeros medio analfabetos y se apuntan risueños al negocio del cambio climático y otras disoluciones.

 

Respetar a quienes no merecen el más mínimo respeto es tarea harto complicada. Es mucho más interesante desenmascarar a toda esta patulea de zampabollos desubicados que todo lo interpretan de acuerdo a ideas extrañas al cristianismo a las que aderezan con frases evangélicas para engañar incautos. Lobos que pretenden pasar por corderos.

 

Además de con un par de pistolas ahora pretenden adornar a Jesús con otras medallas como esa de asesino de niños para acercarlo a sus indecentes posiciones. O con las añagazas del feminismo radical o las payasadas homo.

 

Muchedumbres alegres recibirán al Papa mientras estos saltimbanquis retuercen el resentimiento y el odio por las esquinas. Cada uno,  lo que es. Y cada uno donde le corresponde.

 

Miguel González

 

Sigue

Etiquetado en Aportaciones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
M


Ladran, luego cabalgamos, Sancho.



Responder