Sopa de ganso. Atrio.org XLV

Publicado en por Miguel González

 

 

Como sopa, cuando no cagada de ganso. Así son esos foros que metamorfoseados de debate y "okupados" por revolucionarios rebajados con gaseosa se autodenominan progresistas y  se dedican a hacerle el juego a ideologías de muerte, nacionalismos infantiloides, guerracivilistas, antisistema, y demás barbaridades que utilizan los totalitarios recalcitrantes que, para rematar el desaguisado, dándoselas de intelectuales y puristas, se dedican a criticar de mala manera a todo el que se ponga en la trayectoria de tiro. Mucho maestro Ciruela es lo que hay.

 

Y para su diabólica labor todo sirve con tal de que arda como tea.  Están en todos los guisos y perpetran todas las gansadas que haga falta con tal de apoyar incluso los desvaríos de sus amigos y criticar hasta los aciertos de sus enemigos. Ahí naufraga toda su pretendida honestidad y todo resto de inteligencia.

 

Cuando uno tiene veinte años es fácil caer en las redes de cuentacuentos que utilizan cualquier señuelo para pescar en río revuelto. Y así se da la circunstancia de que los angelitos del infierno que están todos los días bregando para que desaparezca la Iglesia o cualquier otra institución que no cuadre en sus quiméricas ideas, ahora hablan de pluralismo como si fuera lo mismo edificar que derribar. Un mismo destino puede tener diferentes accesos, lo que no puede haber es pluralismo cuando se trata de unos indeseables cuya exclusiva pretensión es derribar todo el edificio y trabajar para el enemigo. Pretenden estos angelitos que su voz sea considerada una más entre otras. La indecencia intelectual y moral se metamorfosea de muy diferentes maneras.

 

Sólo hay que estar atentos y arrojarlos al mar a ver si los peces se arriesgan a comérselos.

 

Miguel González

Etiquetado en Aportaciones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
M


Me he reído mucho con el "sainete" de los hermanos Marx (los buenos, no como el otro).


 


Qué razón tiene: todos los pescadores en río revuelto se aprovechan de los pardillos.



Responder