La metamorfosis. Atrio XLVII

Publicado en por Miguel González

 

metamorfosis.jpg

Víctor Codina es ahora Salvador Santos. O vaya usted a saber. Se metamorfosean con nombres sugerentes para esconder la aporía que les persigue a todos lados. Es lo que hay en Atrio.org, es la manera de aparentar un número que no tienen o el deseo de dulcificar unos nombres ya de por sí ajados más que por la rueda de las estaciones, por la rebeldía de la causa de sus amigos los enemigos de la libertad por mor de un totalitarismo congénito.

 

Resulta que un tal Salvador Santos, el exegeta o exégeta, inició una colaboración sobre la semilla de la igualdad en el foro de triste mención. Pues bien, como para mentir hay que gozar de muy buena memoria y estos parece que no la tienen, pues hoy, la siguiente colaboración viene firmada por Víctor Codina, otro teólogo de la hornada de la liberación.  ¿Se trata del mismo autor? ¿Son dos diferentes? ¿Es un nombre femenino para regocijo y alzamiento de moral de la hinchada femenina? ¿En todo caso: se trata del mismo experto en destroce de textos bíblicos? Hasta algunos foreros /as de la casa están algo sorprendidos y se formulan algunas preguntas. No se me enfade la parroquia que el administrador tiene que hacer algo para dar vida a un foro de ese jaez.

 

Salvador Santos podría pasar por un buen heterónimo si estuviéramos ante un escritor de fuste. No cabe duda de que tanto el nombre como el apellido nos sumergen en el imaginario cristiano de una manera muy notable. ¿Ese es el motivo, señor “exé-jeta”? Podría ser. Pero en todo podría pasar por una buena metáfora de la mayoría de foros “progres” que se dedican al marrulleo en territorio eclesial: cualquier medio es bueno con tal de pescar en río revuelto. 

 

En España alguien tradujo la obra maestra de Kafka por metamorfosis, cuando en realidad se trata de una transformación kafkiana. Pues eso: transformistas y todo para que no les falte de nada.

 

Miguel González

 

Sigue

Etiquetado en Aportaciones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
R


No son muy escrupulosos con las fuentes. Recuerdo que estuve una vez en un grupo y fue cuando apareció esta Biblia moderna del tal Mateos o algo sí recuerdo que se llamaba. En el grupo hicieron
unos comentarios a la Biblia y decían que el tal Mateos había visto esos comentarios y "había levantado la mano" como queriendo decir que allí habría alguna que otra burrada pero el teólogo o
bibliólogo lo había dejado pasar. Claro, con ese respeto a las fuentes se explica todo.



Responder
M


jejejeje Ya no saben qué hacer. Manipulan los textos para adaptarlos a sus caprichos



Responder