El código d' Atrinci V

Publicado en por Miguel González

davinci

El código da Vinci, la película Ágora y otros libelos anti cristianos son los modelo que siguen los "atridas", porque en realidad les puede más esta otra historia en la que están empleados de lleno.

 

En todo grupo suelen operar varios sobreentendidos. Están quienes saben adonde van y luego quienes van adonde les llevan.  Y la mayoría silenciosa que observa. Cada uno de estos dos grupos tiene sus propias reglas, parte de supuestos diferentes y aspira a diferentes fines. Unos son pobres diablos ávidos de cantos de sirenas para paliar sus carencias intelectuales, sus neuras, sus frustraciones, sus envidias y su propensión al totalitarismo y los otros son los que atizan el fuego con ánimo exclusivo de atacar y desprestigiar a la Iglesia. Blanco y en botella. La izquierda maniquea es maestra en el arte de la manipulación.

  

 

Que en un foro de debate, ciertos teólogos ateos (ojo al oxímoron) se dediquen a expeler chorradas como esa de que Jesús no fundó ninguna Iglesia, trola que junto a otras tonterías sobre fechas y fiestas es seguida con excitación por sus fans,  deja bien a las claras que las pretensiones no llegan más allá de incordiar, agitar, desprestigiar. Cuando Jesús envió a sus discípulos a predicar de dos en dos seguramente lo hacía para invitar a la gente a chocolatadas. A ningún teólogo serio se le ocurriría afirmar que Jesús no fundó ninguna Iglesia. Pero de esta camada de teólogos ateos, teólogos laicos  y teólogos “populares” (que es como hablar de médicos “populares”, o sea charlatanes de feria) está plagado el atrio de mi casa que como se sabe, es particular...

 

Para terminar de desbarrar y solazarse en la contradicción, estos charlatanes de feria, utilizan como parte sustancial de su argumentarlo por una parte que Jesús no fundó ni alentó ninguna Iglesia y por otra, que la jerarquía ha traicionado las intenciones de Jesús y ellos (los fetén) luchan por hacer volver a los orígenes a la "no" Iglesia de Jesús (porque Jesús, dicen estos ancianos adolescentes, no fundó ninguna iglesia). Círculo vicioso. Tonterías las justas. Donde no hay más que ideología de la agitación tampoco es sensato esperar otra cosa.

 

Contraponen a la Iglesia jerarquía, traidora del mensaje de Jesús, la iglesia "de base" que guarda en sus entrañas las esencias del cristianismo primitivo, o primitivo comunismo como a ellos les gusta llamar; la iglesia de los pobres.  Demagogia barata para engañar a los incautos. Acertar a veces en el diagnóstico no quiere decir tener razón en el tratamiento, pero estos angelitos pretenden sacar de medias verdades una gran mentira: el totalitarismo al que se apuntan con los ojos cerrados. Ahí se retratan todos ellos: no les importa Jesús sino el César liberticida. Su argumentario es un mezclete de buenismo, ignorancia, complicidad, ideología totalitaria,  tontuna y mala fe. Abusan del pensamiento Alicia para con sus fans y no tienen escrúpulos en apoyar cualquier fechoría que venga con el marbete de progresismo.

 

Miguel González

 

Sigue

 

Etiquetado en Aportaciones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
M


Continúan los atrieros dando palos de ciego sobre la cita de Tesalonicenses: "quien no trabaje que no coma" que ya estaba más que clara la
primera vez que la saqué a colación y que al moderador le pareció una provocación. Vueltas y más vueltas, todo menos reconocer que han metido la pata todos. Veo a Antonio Duato recular para
intentar guardar las formas:  "Creo que no debemos generalizar al
enjuiciar a curas y obispos", dice hoy con la boca pequeña. A buenas horas, mangas verdes. Desde ese foro no se enjuicia sino que se ajusticia todos los días a curas, obispos, papas y
demás. Y el teólogo ateo calladito sobre el particular. Y sus fans riéndole las blasfemias que eso es muy sano. Cristo no fue cristiano, dice el ocurrente. Ni Marx, marxista,
figura. 



Responder