Déjà vu. Atrio XX

Publicado en por Miguel González

mirad-pa-el-bosque-copia-1.jpg

Se llenan la boca de democracia pero en realidad se refieren a otra cosa ¿por qué le llaman amor cuando quieren decir sexo? Que unos sujetos peligrosos que propugnan sin rubor el totalitarismo como solución de todos los males de la sociedad actual hablen de democracia es como escuchar al lobo preocuparse por la seguridad de caperucita.

 

Pues eso, que las normas de convivencia para los totalitarios son medios para sus fines que no son otros que el control social por parte de los miembros de la tribu,  y nada más. Si sirve para su fines, entonces son demócratas pero si no sirve para implantar una sociedad totalitaria pues entonces critican, desprecian, conculcan las normas y a otra cosa, mariposa. De manera que cuando estos angelitos del infierno critican la falta de democracia en el interior de la Iglesia y se erigen en maestro ciruela e intentan dar clases de democracia uno se sonríe ya porque no cree en brujas. No les interesa la democracia sino la agitación. Todo se pega menos la hermosura.

 

Por ejemplo hoy tienen una ocasión de practicar con los hechos lo que balbucean con la boca: están otra vez en campaña de linchamiento del que no piensa como los del grupete. Hoy toca a un tal Raimon Llopis, ayer a Miguel González, mañana a otro: ¿el común denominador? no ser insultón contra la jerarquía y tener libertad de pensamiento, es decir, no claudicar ante el totalitarismo progre. Eso es una osadía en un foro de todo a cien. Los comisarios le acusarán de fascistas y las comisarias de machismo. Por ahí van los tiros.

 

Se repiten como el ajo, los jodíos.

 

Miguel González

 

Sigue

Etiquetado en Aportaciones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
P


No es que lo bueno abunde sino que no todo pepe es malo por naturaleza. Aunque hay que reconocer que algunos no se merecen ni el aire que respiran.



Responder
A


Buenos días, Miguel. Le sigo ya unos días pero no me había atrevido a participar. Lo que cuenta lo he vivido y es de juzgado de guardia. Esta gente cree que tienen razón en todo y que son puros y
perfectos. Pero de eso no queda y por lo tanto estos no son más que unos presuntuosos. Y ellas unas rancias feministas con poca gracia. Además veo que dejan en muy mal lugar a las mujeres: su
participación en el foro se reducen en la mayoría de los casos a hacer la pelota a algún hombre del foro, desprecian a la mayoría de las mujeres con ese modelo de mujer sin sentimientos y mucha
sensiblería y son unas quejicas con todo para esconder su propia incompetencia.


 


Paciencia son cuatro gatas sin uñas.


Saludos



Responder