Caballo de Troya o Iglesia somos todos. Atrio.org CI

Publicado en por Miguel González

Rosa Díez pertenecía al PSOE. Un día fundó su propio partido y se fue del PSOE. Las ideas del partido y las suyas propias no coincidían. Rechinaban. Pero a Rosa Díez no se le ocurre decir eso de que PSOE somos todos. Se ha ido con la música a otra parte, ha formalizado su propio grupo político y santas pascuas.

 

batiburrillo.jpg 

 

Pues bien, como con la Iglesia todo les sale gratis, merced a la idea de que Iglesia somos todos, hay individuos y grupúsculos que trabajan para el enemigo. Los hijos de las tinieblas son más astutos que los hijos de la luz. En cualquier grupo social o político está bien claro quién lleva la voz cantante: sus dirigentes son quienes marcan las directrices de la organización y son responsables de su línea. Y a nadie se le ocurre que las manifestaciones de quienes no respetan la línea oficial son también voz del grupo en cuestión, mucho menos si han sido desautorizados por los dirigentes.

 

Lo que ocurre en la Iglesia no pasa en ningún otro sitio: unos individuos desautorizados siguen dando la vara con la cantinela de que todos somos Iglesia. La tontería no tiene límites.  ¿No te gusta lo que ves? Sucede todos los días. Los arreguis y demás, ¿no te gusta? Aire. Pues no señor;  tienen a un coro de ex teólogos, ex curas y saltimbanquis varios que piensan que no es la Torre de Pisa la que está inclinada sino que es el mundo el que está mal. Y así hasta que doblen, que no falta mucho. Una cosa es no segar la cizaña porque se puede cortar también el trigo. El problema es que estos listos son quienes empuñan las guadañas.

 

Miguel González

 

Sigue

Etiquetado en Aportaciones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
J


Sólo se entiende desde el punto de vista de una actuación como caballo de Troya. Llevan buena racha, siempre al servicio de gente de la que ignoran sus intenciones, en la versión más amable.
Auxiliares de indeseables. Menudo carreròn.



Responder
M


Es claro como el agua. Pero es verdad que prefieren hacer ruido.



Responder
M


Hay algún troyano, sí en ese foro que sueña con iniciativas que espabilen a la izquierda, dice él. Tal vez debería leer un poco más. 


http://www.abc.es/20100919/cultura-libros/primeraplana-201009190338.html


Sobre todo donde dice: Creo que la izquierda es muy débil en
Europa en este momento, pero no por esas razones. La izquierda no ha sabido hacer su revolución ideológica, sigue siendo prisionera de ideologías pasadas... como el socialismo. Mientras la
izquierda se siga diciendo socialista, como es el caso en Francia y en España, seguirá agonizando. El socialismo acabó en 1968.


—¿Es posible una nueva izquierda?


—Es posible y deseable. Hay que repensarla. Yo estoy por el individualismo y por la libertad. Y también por la igualdad. Pero en la actualidad, la izquierda está por la igualdad pero no por la
libertad. Es un error. Una buena definición de izquierda son las tres divisas de la República francesa: «libertad, igualdad y fraternidad». Una izquierda auténtica será un movimiento que sepa
aunar ambas, libertad e igualdad. 



Responder