Atrio.org o la práctica del linchamiento IX

Publicado en por Miguel González

MujerAdultera.jpg

 

“Vago sinvergüenza filo-nazi”. Ese es el modelo de atriero "fetén" y el modus operandi de Atrio.org, un foro que se dice de debate pero que trata de esa guisa a quienes no siguen el guión. Huelga decir que el insulto hacia mi persona califica suficientemente al energúmeno que lo profirió (para la mendacidad andante cualquier idea que no esté en línea con sus ocurrencias es tachada inmediatamente de nazi, luego en vez de insulto es un avisador de sectarios), pero también califica al foro y al administrador que ante semejante atropello no tuvo otra ocurrencia que llamarme a mi (la víctima) al orden.  Y también califica a los “ancianos” del lugar que se llenan la boca con frases evangélicas pero se tragaron ese sapo porque la oveja no era de su redil o porque viven del cuento o vaya usted a saber, ellos tendrían que explicarse.... Aunque en este caso el silencio ya es suficiente explicación.

 

 

Ver, juzgar y actuar. Es el coan de algunos grupos y grupúsculos eclesiales de base como a ellos les gusta llamarse. Juzguen ustedes mismos. El moderador, Antonio Duato, ante el ataque fanático del teólogo ateo, arremete contra mi y tacha mi comentario de “desgraciadísima cita de Miguel González (2ª Tesalonicenses) que estaba fuera de contexto y resultaba objetivamente ofensiva”. La pueden leer de primera mano (mientras no la hagan desaparecer, que será pronto).

 

 

Reitero la cita de san Pablo que decía: "Quien no trabaje, que no coma", la cual no necesita explicación porque es suficientemente entendible y diáfana en su contexto y que estos desalmados utilizaron para su campaña de manipulación y linchamiento (plañideo mediante) de un forero que nunca insultó a nadie (y bien que les pesó porque esperaban el pretexto).  No hay mal que por bien no venga: al final (y por añadidura evangélica) desenmascaré una plataforma cuyos objetivos no son lo que parece y la luz no les dejará mentir. Además de otras cartas que ahora me guardo en el bolsillo interno del chaleco. 

 

Miguel Conzález

 

Sigue

Etiquetado en Aportaciones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
A


Dime tus insultos y te diré cómo eres. No hay que hacer ni caso. Retrato en color de una persona maleducada y presuntuosa.



Responder
M


Estoy contigo, Miguel. Lo que cuentas es una canallada impropia de personas con un mínimo de sensibilidad. Son pocos pero seguramente tendrán apoyos en los politicos qu eestán en el poder
ahora porque les interesa que haya ruido en la Iglesia porque es una forma de tener a su electorado despierto. Menudos bellacos



Responder